La destrucción total

La destrucción total

Lo llevo sintiendo desde hace tiempo. Hay un paso ineludible. Todo este camino pasa por la autodestrucción total de principios. Ese paso, me da miedo. Por eso lo pospongo. Por eso no me atrevo. Ese es mi miedo, abandonar, sentir que no sirvo.

No se trata de destrozar sólo lo que he aprendido en las academias y libros, se trata de destrozar también lo que he aprendido cuando veía tebeos, libros infantiles o dibujos animados. Es la destrucción total del acto reflejo. Provocar el colapso total del sistema.

Para empezar como quiero, desde cero, siendo fiel a un nuevo manual, hay que renunciar a lo que me trajo aquí.

¿Y si no soy capaz? ¿Y si abandono?

¿Acaso hay alguna diferencia entre hacer cosas que no te gustan y no hacerlas? Con la segunda opción, por lo menos no le robas el tiempo a nadie. Es más honesto.

Además, ¿No es más probable que llegue el abandono si continúo andando caminos que no me llevan a ningún sitio al que quiera ir?