¿Cómo empiezo? ¿Cómo describir lo que veo y lo que siento? ¿Cuales son mis miedos?
Desde aquí todo es muy distinto. Realmente es como verlo todo desde una nube, ajeno lo que existe. Desaparecido. Nada se parece a nada. Responsabilidad.
¿Rumbo? Sé cual es el rumbo, siempre lo he sabido. Una vez escuché, “el niño a muerto, es hora de que el adulto cumpla sus sueños”. Ese es el viaje, ¿no? cumplir sueños, o proyectarlos, es decir, poder proyectar mis sueños, para que tú los conozcas y si quieres me cuentes los tuyos. Mi viaje es que llegue un día en el que vea mis sueños en hojas, o bytes.
Un abrazo muy fuerte Henry Simón.

Deja un comentario