Strength points

En la página en blanco hay puntos que multiplican la fuerza de los elementos que añadimos sobre ellos.

El centro de la hoja es el más obvio, pero cerca de cada esquina del papel, también se producen fuerzas. Si añado un elemento crepa del centro, pero no en él, enseguida noto una sensación de desequilibrio, de ubicación incorrecta.

Todas estas fuerzas, sumadas a la gravedad, los espacios y a la dirección de lectura, forman un conjunto de opciones con las que podemos jugar al crear la imagen.

La existencia de la gravedad como fuerza de arriba abajo, nos pide también la existencia de otro elemento que ponga fin a toda esa fuerza. El horizonte puede hacer ese papel que de alguna forma nos hace reconocer una escena como representación de nuestra realidad. El conocimiento de un suelo sobre el que pisar, siempre nos va a producir tranquilidad. La ruptura o la inexistencia de ese suelo, no.

El suelo, se puede representar o no. Cuando no se representa y las figuras están claramente apoyadas en él, el lector tenderá a asumir que todo el fondo de la escena es suelo.

Una imagen vertical, me da sensación de movimiento, de caída, mientras que un horizonte o las cosas horizontales me producen tranquilidad. 

En las tipografías se puede apreciar que con el uso del espacio entre letras y con las tipografías condensadas, con el cuerpo más estirado en la vertical y estrecho en la horizontal, se puede se estirar o contraer el tiempo de lectura. Los espacios verticales u horizontales, afectan al tiempo de lectura. 

En un cómic, también se usa la verticalidad u horizontalidad para controlar los tiempos de lectura.