Información y poesía

Información y poesía

División necesaria

La siguiente duda es que referencia tomar como principio de todo. ¿Dónde empezó el ser humano a contar cosas con las imágenes que creaba? Miro hacia atrás y no veo dónde empezar. De cualquier punto que coja en la historia, siempre hay algo anterior con imágenes que cuentan cosas. Eso me lleva a .... ¿La prehistoria? ¿Las pinturas rupestres? Y aquí me cambia todo.

Nunca he valorado las pinturas rupestres. Mejor dicho, nunca he sabido valorarlas. Para mí, eran una antigüedad sin más valor que ser las primeras obras que se conservan.

Sus formas básicas y extremadamente simples, nunca llamaron mi atención, preocupado por dibujar bien las cosas. Pero al verlas con los ojos de ahora, he descubierto en ellas algo muy importante. Comunican. Dentro de esas formas bastas se esconde una comunicación perfecta. Aquellos ilustradores, nos contaron a los demás cómo vivían y si ves las imágenes, se entienden perfectamente. Da igual que la forma que representa a un cazador, no sea nada realista. Entendemos que es un cazador porque lleva un arco y persigue animales. Es una comunicación perfecta. De hecho, podríamos recrear esa ilustración ahora, con realismo, y no mejoraríamos la comunicación en ella.

Se podría considerar entonces que una imagen, tiene dos partes independientes dentro de ella. Por un lado, una parte de contenido. Con un mensaje y una comunicación. Es la parte que carga con la información. Por otro lado, habría una parte formal. Las texturas, colores y volúmenes que representan esa información. La poesía.

Es decir, si encargamos a mil ilustradores distintos representar una imagen en la que unos cazadores estén cazando. Tendremos mil maneras (forma) de ilustrar una única información (contenido).

Es decir la imagen concreta, que representa elementos reconocibles para el lector, tiene una parte de información o contenido y otra de poesía o forma.

Otro ejemplo que se me ocurre es cuándo en publicidad, un cliente encarga una imagen para vender algo. El diseñador va a estar pendiente de la poesía de la imagen, pero el cliente se va a centrar en que todas las partes de información que quiere trasmitir estén presentes y se entiendan claramente. Muchas veces hay desencuentros porque el diseñador siente atacada su poesía y el cliente lo que necesita es que la imagen concrete bien los mensajes.

firma_typo_illot_small